10/7/18

La Sagrada Biblia de Félix Puzo Espín, S.J.


LA SAGRADA BIBLIA DE FÉLIX PUZO, S.J.

En 1961 el P. Félix Puzo Espín s.j.  (1906 – 1964) presenta la “Sagrada Biblia”, desde los textos hebreo y griego, obra dirigida por el en su calidad de profesor de ciencias bíblicas en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, las notas han sido tomadas del Pontificio Instituto Bíblico de Roma, dirigido por el P. Alberto Vaccari, s.j.  uno de los mas eminentes biblistas italianos, quien además fue discípulo de San Luigui Orione. Entre sus colaboradores destacan  Eduardo Bosch, Luis Brates y Rafael Jiménez.  El P. Pozo fue colaborador en la biblia Bóver - Cantera y participo junto con el P. José María Bover s.j. en la traducción del Nuevo Testamento que fue publicado en 1962 ´por la B.A.C.
Su versión bíblica sigue prácticamente la obra de Vaccari recogiendo lo mejor de su tiempo para una traducción y sus comentarios,  esta magnífica obra lamentablemente no ha tenido mucha difusión y han sido pocas las ediciones especialmente porque años después de su aparición, y debido en parte al impulso del Vaticano II, surgieron otras versiones generalmente más pastorales y no siempre exitosas por su tendencia modernista, ecuménica o de la teología de la liberación (Versión Popular Dios Habla Hoy o Biblia latinoamericana).
La traducción es conocida como la "Biblia Puzo" o "Vaccari - Puzo" y es de las mejores si bien difiere en estilo por la diversidad de colaboradores; cabe destacar que uno de los elementos curiosos en el texto es que aunque hace uso de Yahvé como el nombre de Dios no obstante prefiere la traducción habitual de El Señor, alternando ambas lecturas en el Antiguo Testamento.
Utiliza un estilo erudito y ocasionalmente la traducción de algunos pasajes choca por el lenguaje estilizado y el uso de palabras poco conocidas en castellano:
Jdt 16 1: “Preludid un himno al Señor con tímpanos, cantad a Dios con címbalos, modulad en su honor un cántico nuevo, enalteced e invocad su nombre”.
Sal. 23, 1-2: “El Señor es mi pastor, nada me falta; me hace reposar en verdeantes pastos; me conduce junto a las aguas restauradoras”.
Mt. 5, 12: “Gozaos y alborozaos, pues vuestra recompensa es grande en los cielos”.
Otro curioso dato es que divide el Cantar de los Cantares en “Escenas” en lugar de capítulos y las Lamentaciones en “Elegías”.
Sobre las abundantes notas y comentarios cabe decir que son de excelente ayuda para el estudio, la comprensión del texto y la reflexión de la Divina Palabra, pues por su calidad y extensión sólo compite con la Biblia Comentada de Straubinger quien tuvo  acceso a estas notas en italiano cuando tradujo en Argentina su aclamada versión.
Numerosos mapas están intercalados en el texto y se puede decir que es la versión que más ayuda geográfica ofrece al lector contextualizando así la narración bíblica en el lugar que le corresponde. Su lectura, especialmente con las notas de referencia ayuda mucho al entendimiento y al sentido de los textos,  pues son de fácil comprensión y aunque no son notas eminentemente pastorales, si encaminan a una vivencia de la fe. Para muchos estos comentarios pueden ser muy secos por ser técnicos, sin llegar a una versión crítica como la Biblia de Bóver – Cantera. No deja de anotar incluso los pasajes más oscuros y controvertidos dando luces de interpretación y de comprensión según los estudios bíblicos, los padres de la Iglesia y abundantes referencias a otros pasajes.
No queda más que afirmar las bondades de esta Sagrada Biblia y reconocerla  como una de las mejores versiones castellanas, recomendada para el que tenga oportunidad de conseguir un ejemplar que aún pueden conseguirse. Lamentablemente el formato de la edición es grande y muy grueso, pues aunque no es del tamaño de una Biblia Familiar  si supera en grosor al común de las ediciones habituales de la Biblia. A la edición de 1961 le siguió otra de 1964, tres nuevas reimpresiones en Barcelona en 1984, 1985 y 1986  han sido las últimas a las que hemos accedido.
Aún puede conseguirse en bazares, libros usados, remates y enpolvada en alguna librería católica ya que por el encuadernado bárroco pareciera que se tratara de la versión de Torres Amat. Las imágenes que se ofrecen aquí corresponden a portadas de las ultimas reimpresiones.

Sit Laus Deo!

2 comentarios:

  1. Estimado gusto en saludarte, muchas gracias por la info valiosa, tengo la dicha de tener una biblia Félix Puzo y me hice de ella pensando en que tenía en mis manos la Torres Amat como bien indicas. Es una biblia en mi opinión "legendaria", excelente para un estudio formal y sólido de las escrituras. Dios te bendiga, saludos desde Guatemala!.

    ResponderEliminar
  2. Hola, esta biblia es muy buena y opino porque tengo en mi poder un ejemplar,de manera que he podido comprobarlo. Ademas agrego que la edicion que poseo es de 1990, desconozco si posteriormente han editado otras. Saludos !!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios. Pedimos que sean constructivos y que contribuyan a la edificación de los que visitan este blog. Dios les bendiga.